¿Debe estar mi empresa en redes sociales?

10 Miedos que debes Superar para Iniciar tu Propio Negocio
enero 18, 2016
Team Building, al rescate del rendimiento laboral en las empresas
febrero 2, 2016

¿Debe estar mi empresa en redes sociales?

Mucho se ha dicho de la presencia en Internet de las empresas. Cuando aparecieron las redes socialesmuchas lo vieron claro: una presencia corporativa en redes sociales activa con tantos millones de usuarios puede traer retorno de la inversión. Pero no es eso de lo que queremos hablarles: el tema de este post va más allá. ¿Qué ocurre cuando ya estamos en redes sociales pero no les prestamos atención?.

El tiempo y los recursos de una empresa son limitados. Por eso es conveniente saber de qué recursos disponemos y actuar en consecuencia cuando estamos hablando de redes sociales y/o de Internet. Y es que, si es muy cierto que hay que tomarlas en serio y destinar tiempo y esfuerzos (y también dinero, si queremos que sean efectivas, para qué lo vamos a negar) también lo es que si estamos en Internet y en las redes pero no las atendemos, provocamos el efecto contrario: nuestro público objetivo huirá despavorido de nosotros.

El motivo es sencillo: daremos una imagen de dejadez, poco cuidado y un pésimo servicio al cliente que no vamos a poder superar. Recuerda: sólo tenemos una oportunidad para provocar una buena impresión.

Así pues, a menos que podamos contratar a un profesional (o varios, dependiendo del tamaño de nuestra empresa) , lo mejor es planificarnos y elegir muy bien en qué redes vamos a estar y en cuáles no. Y ahora, nos haremos la gran pregunta…

¿En qué redes sociales debo estar presente?

Es muy sencillo, debes estar activo, no solo presente, en aquellas donde esté tu cliente.

Por eso te recomendamos una escucha activa de tus clientes, seguir muy atentamente las tendencias en tu sector, tener un blog (con él, además de asegurarte que los clientes te verán como un profesional o un empresario que cuenta con conocimientos, también te asegurarás que tienes conocimientos para alimentar tus redes sociales) y generar interacciones.

Procura que tus redes sean una extensión más de tu empresa en Internet, como puede serlo tu página web o tu correo electrónico. Son una vía más de contacto tanto con tus clientes como con aquellos que pueden llegar a serlo. Si no puedes dedicarles tiempo, delega (sobre todo si puedes contar con profesionales, ya sean independientes o que formen parte de una empresa, como una asesoría online, por ejemplo).