Cómo aumentar tu eficacia cuando trabajas desde casa

Team Building, al rescate del rendimiento laboral en las empresas
febrero 2, 2016
CAPACITACIONES MARZO-ABRIL
marzo 13, 2016

Cómo aumentar tu eficacia cuando trabajas desde casa

Cuando trabajamos desde casa somos nosotros mismos lo encargados de sacarle partido a la jornada laboral. Por ello, es importante una organización más exhaustiva y seguir una serie de pautas para incrementar la concentración y así aumentar la efectividad de nuestro trabajo.

Las siguientes pautas serán de gran ayuda:

Consejos para Trabajar desde Casa

# 1. Elimina ruidos

Trabajar en una oficina aumenta la concentración y productividad debido al ambiente propicio para el trabajo. Cuando trabajamos desde casa esto dependerá únicamente de nosotros.

Algo muy importante es eliminar todo tipo de ruido que pueda distraernos. En caso de no poder aislar el ruido de la habitación, utiliza auriculares con música que ayude a la concentración y estimule el cerebro. En YouTube podemos encontrar una serie de sesiones musicales de 3 horas a base de ondas alfa que realmente aumentan la capacidad de concentración y trabajo. ¡Pruébalo!

# 2. Elimina distracciones

Si hay gente en casa mientras trabajas, asegúrate de que no te molesten en absoluto durante tus horas de trabajo. Hazles saber que les atenderás únicamente durante tus descansos. Y recuerda, aunque la distracción sea mínima, romperá completamente tu concentración y por lo tanto tu efectividad.

En cuanto a tu teléfono móvil, elimina el sonido y vibración de tus notificaciones excepto las llamadas. En caso de que no sea el teléfono que utilizas para trabajar, déjalo en otra mesa de la habitación. Dedica sólo las pausas para mirar tus notificaciones.

# 3. Programa tu agenda

Al trabajar desde casa es muy importante ser muy estrictos con nuestro tiempo. Para ello, organizaremos nuestra agenda a principio de la semana, y la ajustaremos cada mañana con el fin de ser más precisos.

Asegúrate de que programas tus tareas en un tiempo óptimo, de forma que no tardes más ni menos, y puedas seguir tu agenda a raja tabla.

Para mejorar tu efectividad, programa descansos de 10 minutos cada hora. Esto puede parecer una pérdida de tiempo, pero afectará positivamente a tu efectividad, lo cual se reflejará en un ahorro de tiempo o rendimiento máximo del mismo.

Y lo más importante, cuando tu jornada laboral termine, respeta tus horas libres y dedícalas a tí mismo y a los tuyos. Procura no mezclar tus horas de trabajo con cosas personales y viceversa.

# 4. Simplifica y gestiona tus tareas.

Puesto que no tenemos un horario de oficina preestablecido, no le damos la importancia suficiente a terminar las tareas en el tiempo estipulado. Pero, como he mencionado antes, es primordial terminar con nuestros objetivos diarios dentro de los plazos que nos hemos programado en la agenda.

Para conseguir esto tenemos que aprender a simplificar nuestro trabajo. Esto no significa restarle calidad ni dedicación, pero sí gestionar al máximo el tiempo y esfuerzo que dedicamos a cada tarea.

Conviértete en tu propio jefe y sé estricto contigo mismo.

# 5. Automotívate

Si bien todas estas pautas son relevantes para poder aumentar la efectividad de nuestra jornada laboral cuando trabajamos desde casa, hay algo todavía más importante, la motivación. Al trabajar solos nadie nos felicita por nuestro trabajo, no vemos la cara de satisfacción de nuestro jefe ni recibimos comentarios positivos de nuestros compañeros de trabajo. Ahora la motivación depende sólo de ti.

La motivación personal se ve directamente reflejada en el esfuerzo que ponemos en nuestro trabajo. Si estamos motivados trabajaremos más intensamente. Y es que la motivación es el combustible de la efectividad. Por eso, cada día que cumplas con tus objetivos diarios, dedica el resto del día a hacer lo que te haga feliz, y siente así la recompensa del trabajo bien hecho.

Siguiendo estas pautas, pronto notarás la evolución progresiva de tu trabajo y esto te dará la motivación necesaria para dedicarle más esfuerzo cada día y conseguir sacarle el mejor partido a tus horas de trabajo.

Por último, he aquí el mejor de los consejos: pase lo que pase no decaigas y confía en tí mismo, así llegarás muy lejos.

Fuente: Leticia Ferrer